6
10/16

Dar placer nunca fue tan divertido

Categoría:Reportajes_Educativos

Juguetes eróticos: dar placer nunca fue tan divertido.



Al practicar sexo, las parejas de hoy buscan la satisfacción, buscan llegar al orgasmo y buscan también hacerlo con alguien que sea la perfecta combinación de buen sexo y placer con diversión. Todos necesitamos cambios en nuestro particular modo de tener sexo, cambios que se logran con el uso de determinados juguetes eróticos que aumentan las ganas, intensifican el deseo y hacen llegar al cielo en segundos.

Todos sabemos, o la mayoría, que hay juguetes eróticos de muy diversa clase: desde vibradores y consoladores a plugs anales y anillos, entre otros muchos. Cada uno de ellos cumple funciones diferentes pero tiene un denominador común: dan placer hasta límites inimaginables.

Los hay para hombres y para mujeres y los hay que perfectamente pueden usarlos unos y otros. Precisamente de estos últimos es de los que vamos a sugerirte en este post para que la rutina no se interponga entre vosotros. ¡Vamos allá!

Arneses. Existe cierta duda sobre si los arneses son algo de chicas o de chicos; sin embargo, hay una amplia variedad de ellos tanto masculinos como femeninos de todas las orientaciones, así que homosexuales y heterosexuales tienen aquí un increíble recurso que no deben desaprovechar. Los hay de diferentes tipos de sujeción (con o sin correas), los hay con braguitas, con vibración y hasta dobles para placer máximo.

Fundas para penes. Las fundas para penes son ideales para usar en pareja. Su interior está recubierto con unos relieves que dan placer a él y su exterior también posee una textura con puntos estimuladores que le harán ver las estrellas a ella.

¿Y qué tal si probamos a hacerle a él algo inesperado? Sí. Te damos una idea, aprovechando estos nuevos juguetes eróticos.

Déjale caer que esta va a ser una jornada divertida. Saca, por ejemplo, una funda para pene y dile que le tienes una sorpresa. Cuando vea la funda, pensará que se solo se trata de jugar con ella un poco... pero tienes mucho más. Para ello:
Toma una cinta o algo que puedas usar para cubrirle o taparle los ojos y véndaselos. Empieza a jugar, primero con caricias, luego con besitos y susurros. Sácate de la manga un huevito Tenga y empieza a estimularlo. Sí, sí, ¡sorpresa! Entonces, combina la masturbación con unos toques de sexo oral.
Cuando esté entonado, acércate a su boca, bésalo suavemente y sin que lo espere, penétrate tú misma con su miembro. Luego combina la penetración con sexo oral nuevamente y aguanta unos segundos sin hacer nada. Cuando no lo espere, ¡colócale la funda! Quizás piense que es de nuevo el huevo... pero no, ¡penétrate con la funda puesta!

A sexo desenfrenado, orgasmo asegurado.

Copyright© Todos los derechos reservados - Blog Sexshop Online - lasexshopencasa
Para todas las consultas atencioncliente@maesen.es o al telefono 933002498.