8
11/16

Masajes al pene con la vagina

Categoría:Reportajes_Educativos

Puede que al ver esto de masajes al pene con la vagina pienses en vaginas de plástico tipo Real Bitch o algo así, pero no. En esta ocasión no vamos a hablarte de cómo darte un masaje en el pene con una vagina de ese tipo, aunque todo sea dicho, ¡esa también excita y mucho! Por esta vez, queremos que tu encuentro sexual no consista solo y exclusivamente en un mete saca continuo. Lo que queremos, más bien, es que convertir cada una de las penetraciones en embestidas de infarto. Y los masajes con la vagina son una forma excepcional de conseguirlo.



Pero, como toda técnica sexual, para que esto funcione, para que sientas el máximo de placer y para que disfrutes como un niño con sus juguetes el día de Reyes, hay que hacerlo bien. Si te estás preguntando cómo hacerlo, tranquilo, relájate, que en este post enseñamos a tu chica a que te brinde unos masajes en tu pene de vértigo.

Chicas, antes de nada, pensad que estáis ante un miembro viril, esto es, ante un artefacto sensible que hay que tratar con cariño. Se trata de que lo recorráis de cabo a rabo mediante contracciones que haréis con vuestra vagina. Sí, sí, vuestra musculatura pélvica va a ser vuestra aliada.

Ahora que sabéis esto, el siguiente detalle importante que no os puede faltar es el acordaros de usar lubricante. Aunque creáis que estáis lubricadas o mojadas, no caigáis en el error. Tened en cuenta que puede ser que el interior de vuestra vagina esté lubricado porque estáis a tope, pero puede que no lo esté vuestra entrada vaginal. Por tanto, si vuestro chico nota desde el comienzo del recorrido la humedad, se pondrá a tope.

Una vez bien lubricadas, vais a empezar a hacer una serie de juegos con la vagina que lo pondrán como una moto. Para empezar, podéis hacerle creer que os vais a introducir todo el miembro dentro, pero, ¡chas!, fiasco. Introduciréis solo la cabeza y, cuando la tengáis dentro, ¡contraed músculos! Y sacad. A la siguiente falsa embestida radical, haced lo mismo, pero esta vez, haced el amago de que la vais a sacar y cuando esté casi fuera, introducidla nuevamente. Esta vez, podéis permitir su entrada un poco más allá de la cabeza o lo que es lo mismo, el glande. Y jugad, se trata de que juguéis, contrayendo y sacando.

Para ellos será lo más placentero que hayan recibido nunca. Y para vosotras, la recompensa será un suelo pélvico fuerte, además de que os prevendrá la incontinencia urinaria.

¿Conocéis una técnica amatoria más completa que la que te contamos hoy en nuestro sexshop?

Copyright© Todos los derechos reservados - Blog Sexshop Online - lasexshopencasa
Para todas las consultas atencioncliente@maesen.es o al telefono 933002498.