30
11/16

Tentaciones eroticas

Categoría:Reportajes_Educativos

Tres tipos de tentaciones eróticas a las que cuesta decir no

Hay cosas a las que uno puede resistirse; por ejemplo, a probar algún juguete erótico sobre el que se tiene cierta curiosidad y que se tienen ganas de probar. Porque bueno, si un día en ese momento oportuno no hay posibilidades de conseguirlo, pues sí, te quedarás con las ganas ese día, pero ello no va a impedir que tengas un buen encuentro sexual. Sin embargo, hay otras cositas llamadas tentaciones eróticas a las que cuesta en demasía decir con contundencia “no”.



Tal vez tú puedas rechazarlas y, de hecho, poderse se puede, pero deja que las leas y te pongas en situación, ¡a ver cómo saldrías de cada una de ellas! Mira qué tres tipos de tentaciones eróticas, ¡mira qué tres comprometidas situaciones!

1. Propuesta de trío
A una propuesta de trío del tipo que sea cuesta decir que no. Evidentemente, si se trata de una propuesta de trío con dos personas del sexo contrario, más aún, sobre todo para los chicos, que suelen preferir un trío con dos chicas (en el caso de los heterosexuales, claro) antes de hacerlo con chico y chica. Los chicos son más reacios a hacer tríos con otro chico y una chica y, aún así, pocos rechazarían la oferta. ¡Un trío no es algo que se plantee todos los días! Ahora bien, si se les pregunta, seguro que escogerían a dos chicas. Y tú, ¿rechazarías o aceptarías un trío?

2. Sexo en plena noche loca teniendo pareja
Lo prohibido tienta y, aunque en una relación no debería haber “prohibidos”, sino libertad, lo cierto es que la inmensa mayoría de parejas no permiten eso de las relaciones abiertas. Vamos, que donde caben dos no caben tres. Pero eso de tener sexo en plena noche loca es algo que pone muy en órbita a muchos, de modo que este constituye otro de los tipos de tentaciones eróticas a las que cuesta decir “no”. ¿O tú directamente rechazarías sin pasársete por la cabeza la mínima posibilidad de aceptarlo? Claro que para que esto suceda, la sugerencia debe provenir de alguien que te atraiga.

3. Sexo con un viejo amor o affaire del pasado
Siempre (o casi siempre) se tienen deudas pendientes. Con algunas pica más la curiosidad que con otras, pero, ¿a que con ese viejo amor del pasado cuesta resistirse? Sí, señores, la curiosidad mató al gato. Y si lo hizo, por algo fue.

Y tú, ¿tienes alguna otra tentación a la que te cueste decir “no”?

Copyright© Todos los derechos reservados
Plug-in Flash requerido Optimizado para Explorer 7.0 o superior y Firefox 3.0
Para todas las consultas atencioncliente@maesen.es o al teléfono 902300069.